''Tengo sensación de arenilla en los ojos'', ''se me enrojecen mucho los ojos'', ''tengo sensación de cansancio en los ojos''... entre otras, son algunas consultas que nos llegan a la farmacia a diario.

Todas estas situaciones parecen diferentes entre sí, sin embargo, en la mayoría de los casos, tienen un común denominador: la sequedad ocular. 

El ojo seco es un síndrome crónico que afecta a una de cada diez personas, predominando en las mujeres y acentuándose durante la menopausia.

Tal y como hemos mencionado los síntomas más frecuentes que se producen son: Ardor o sensación de quemazón, pesadez en los ojos, enrojecimiento, sensación de picazón en los ojos, ojos llorosos debido a que la lágrima que se produce no es de calidad, ojos fatigados y doloridos, visión borrosa o fotofobia (sensibilidad a la luz).


Las causas son diversas, entre ellas destacamos: el uso de lentes de contacto, la exposición prolongada a pantallas digitales , aire acondicionado o clima seco, ciertos medicamentos como: antidepresivos,diuréticos o corticoides sistémicos e inhalados.Incluso los síntomas incrementan con la edad y , en ocasiones, tras cirugías oculares.


Un dato curioso.. la lágrima está compuesta por 3 capas y cada una de ellas cumple una función:

  1. Capa mucínica, que promueve la lubricación.
  2. Capa acuosa, que contiene agua y compuestos antibacterianos.
  3. Capa lipídica, que evita la evaporación del resto de capas, manteniendo la lágrima el tiempo adecuado sobre la superficie del ojo.

 

Sequedad ocular JULIO


Además, ¿sabías que existen varios tipos de sequedad ocular? Algunas de ellas son:

Normalmente los síntomas cesan o disminuyen con el uso de las conocidas lágrimas artificiales, pero no todas ellas son igual de eficaces debido a su composición.
Una de ellas, recientemente sacada al mercado, es Systane Balance. Estas lágrimas tratan todos los tipos de sequedad ocular que hemos mencionado. Pero, ¿por qué utilizar estas concretamente? La razón es que debido a su composición, ésta actúa a nivel de todas las capas de la lágrima mejorando la retención de humedad y estabilizando la capa lipídica para así mantener la estructura de la lágrima.
Una detección precoz del ojo seco es posible haciendo visitas rutinarias al oftalmólogo, disminuyendo la exposición alos factores desencadenantes, incluyendo en la dieta alimentos ricos en omega 3 y bebiendo mucho líquido.


Si tras leer este artículo te has sentido identificad@ con algunos de los síntomas no dudes en consultar con un profesional sanitario especialista.
Y recuerda.. ante la sequedad ocular, ¡ten vista!.

 lucia dermofarmacia botiq